Gustavo Escobar
Shares
Assign a 'primary' menu

11 Hábitos de las personas extremadamente encantadoras

Cómo ser más sociable

Sin lugar a dudas, ser una persona muy agradable te abre muchas puertas. Por eso te recomiendo que procures desarrollar estos hábitos en tu forma de ser y comunicarte.

Seguramente conoces a más de una persona con este perfil. Son gente a la que siempre le contestan el teléfono o le devuelven las llamadas. Siempre tienen a alguien dispuesto a pasar a recogerles, pero no si no es así, no pasa nada porque ellos siempre encuentran parking.

Son gente fantástica. Y estas son sus características (intenta copiar las que no tengas):

1. Siempre sonríen

La sonrisa inspira confianza, hace que la gente se sienta cómoda, y aún más importante que esto, el oyente se deja envolver por el ambiente de felicidad que transmite la sonrisa.

No es que debas sonreír incluso dormido, pero seguro que alguna vez has dicho o has escuchado a alguien decir alguna frase similar a “me encanta Fulanito, siempre está sonriendo”. Pues eso mismo es lo que la gente debería decir de ti.

¿Sabías que si un camarero te sonríe constantemente, tiene el triple de posibilidades de recibir una propina que otro camarero que te trata igual de bien pero no te sonríe?

Por supuesto, respeta los momentos y ten en cuenta el siguiente punto.

2. Imitación como origen de la empatía

Voluntaria o involuntariamente, los “super-encantadores” imitan los gestos de la persona con quien se están comunicando. Fruncen el ceño cuando tú lo haces, sonríen cuando tú sonríes, cruzan las piernas o incluso se rascan la nariz si tú lo haces. Pero no te excedas.

Numerosos estudios de reconocidas universidades e investigadores, han concluido que somos más propensos a sentirnos a gusto y empatizar con personas que imitan nuestro lenguaje corporal. Nos resulta familiar y no agresivo. Más aún, al imitar (con la mesura adecuada) el lenguaje corporal de tu interlocutor, hasta puedes resultarle atractivo.

3. Hacen preguntas abiertas.

Sienten un interés sincero en saber de ti, y lo demuestran a través de preguntas abiertas, aquellas en las que un simple “sí” o “no” no son suficientes. Hacen preguntas con las que te permiten desarrollar tu respuesta y contarle sobre un tema del que te apasiona hablar: “tú mismo”. Y no me cuentes historias de que tú no eres así, está científicamente demostrado que a todos nos gusta hablar de nosotros mismos.

4. Hablan de cosas alegres

Dejan las conversaciones negativas de lado y se centran más en las positivas. Cuentan historias agradables, tratan temas alegres. No empiezan las conversaciones con “¿has leído lo de… (alguna noticia triste)…? qué pena ¿verdad?” y ese tipo de comentarios.

Estamos hablando de gente que al despedirse te deja una sensación de alegría, de felicidad, te retiras con una sonrisa en la cara. Seguramente también conoces el lado opuesto, aquellos con los que casi siempre la conversación tiene un espíritu negativo, de tristeza, hablan de la crisis, de un accidente, etc. Aquellos que al despedirte te vas a casa peor de lo que estabas antes de hablar con ellos.

¿Cuándo te despidas de alguien quieres dejarlo con una sonrisa en la cara o quieres que se quede pensando en un trágico accidente?

5. No se quejan

Seguro que sabes de quién te hablo cuando digo “¡buff, siempre se está quejando de algo!”… ¿Quieres ser esa persona? ¿Verdad que no?. Pues bien, los “super-encantadores” no son este tipo de personas. Al contrario, por muchos problemas que tengan no los escucharás reiterarse una y otra vez en ellos, y si lo hacen, lo hacen con gracia y alegría, de tal manera que más parece un reto que un problema.

6. Escuchan más de lo que hablan

Si quieres dejar una buena huella y que la gente piense que eres una persona extremadamente agradable con la que se puede tener una conversación estupenda, déjalos que te cuenten su historia. Escucha con sinceridad y atención lo que te dicen, y permíteles y ayúdales a hablar y hablar.

Hace unas semanas en una barbacoa, un amigo me presentó a su hermana. Hablamos 10 minutos. Yo sabía que había estado de viaje por Mongolia. Así que le pregunté por su viaje. Al día siguiente mi amigo me dijo “Mi hermana dice que eres super simpático que le caíste increíblemente bien ¿qué le contaste?”. Le había hecho 3 preguntas principales: “¿qué tal tu viaje por Mongolia?”, “¿Qué es lo que más te gustó?”, “¿Lo recomendarías?”. Además de varios pequeños comentarios de refuerzo a lo que ella me contaba como “¡Wow!” “suena genial”, “tiene que estar buenísimo”, “¿y eso?”, “me encantaría”, etc.

En conclusión, yo no conté nada, simplemente hice que se sintiera muy a gusto contándome su viaje.

7. No les preocupa parecer vulnerables

Tienden a ser personas seguras de sí mismas y por tanto no temen parecer vulnerables, porque saben que todo el mundo lo es, y que sencillamente unos prefieren aparentar que no lo son. Pero a ellos no les preocupa esto. Al abrir esa puerta, conectan con su interlocutor, porque este los ve como una persona sincera y humilde.

Pero cuidado, si eres un nido de inseguridades… hay una delgada línea que separa el parecer vulnerable y el ser un quejica. No cruces esa línea.

8. Les gusta ser agradecidos

Y esto hace que su interlocutor se sienta a gusto con ellos. Darle las gracias a otro, es otorgarle un reconocimiento por la acción que ha realizado. Es darle una palmadita imaginaria en la espalda, y a todos nos gustan los reconocimientos y las palmaditas.

En el lado opuesto nos encontramos con los “mal agradecidos”… ¿Cuánto disfrutas pasando el rato con ellos? ¿Te gusta hacerles favores? Las respuestas son obvias y me ayudan a poner énfasis en este punto: Siempre se agradecido.

9. Aprovechan el contacto físico

Es un hecho, científicamente probado, que el contacto físico nos ayuda a conectar con nuestro interlocutor. Los super-encantadores conocen bien (instintiva o premeditadamente) como usar estas técnicas sin cruzar la línea que haga que la otra persona se sienta incómoda.

El uso correcto de este contacto, te ayuda a poner énfasis en el ambiente que quieres transmitir y te puede ayudar a vender más, transmitir alegría, tranquilidad, etc.

Por ej, no es lo mismo un saludo con la mano, que acompañar este poniendo la mano en el hombro de la otra persona o por encima de su codo. Este último transmite alegría por ver a la otra persona.

10. Buscan el punto de acuerdo, en lugar del de desacuerdo

Esto quizás sea más fácil de explicar hablando del lado opuesto. Si te digo “¿te has fijado que _____ siempre lleva la contraria, da igual lo que uno diga?”, ¿podrías rellenar el espacio en blanco con un nombre? Seguro que sí, todos conocemos a alguien así. Tarde o temprano la gente se cansa de esa actitud.

Si quieres caer en gracia, es mejor buscar los puntos de acuerdo. Ojo, no te estoy diciendo que des la razón porque sí, sino que busques el punto en común que os une.

11. Piensan en lo que estás diciendo, y no en lo que te van a responder.

Dicen que uno de los mayores problemas de la comunicación es que no escuchamos para entender o sentir empatía, sino que lo hacemos para responder.

Si de vez en cuando interrumpes a tu interlocutor “porque ya sabes lo que te va a decir” entonces es muy probable que seas de los que escuchan para responder.

Un “super-encantador” hace que te sientas escuchado y esto lo consigue, primero prestando atención real, y segundo con un lenguaje corporal adecuado a lo que dices, además de comentarios que apoyen y le den fuerza a lo que comentas.

Recuerda que lo mejor es que siempre seas tú mismo, a no ser que seas insoportable. Seas como seas, siempre podemos mejorar; es mi objetivo cada día y también debería ser el tuyo, porque por muy perfecto/a que seas, siempre puedes ser mejor.

¿QUIERES RECIBIR CONSEJOS ÚNICOS?

[button link=”http://www.gustavoescobar.com/tu-comunidad-de-desarrollo-personal-y-profesional/” color=”custom” size=”xlarge” type=”” shape=”pill” target=”_blank” title=”Suscríbete” gradient_colors=”#ff1919|” gradient_hover_colors=”#ff1919|” accent_color=”#000000″ accent_hover_color=”#000000″ bevel_color=”” border_width=”1px” shadow=”no” icon=”” icon_divider=”yes” icon_position=”left” modal=”” animation_type=”0″ animation_direction=”down” animation_speed=”0.1″ class=”” id=””]          SUSCRÍBETE GRATIS          [/button]

¡AYÚDAME COMPARTIENDO EL POST EN FACEBOOK POR FAVOR!

About the Author Gustavo Escobar

Ayudo a empresas, emprendedores y vendedores a generar leads (contactos comerciales) de alta calidad de manera constante, y a incrementar sus ventas. En los últimos 2 años más de 12.000 profesionales de más de 140 países se han inscrito en mis cursos. Vivo en Sacramento, California, pero si quieres que trabajemos juntos la distancia no es un problema.

follow me on:

Leave a Comment:

5 comments
Add Your Reply